La doma o desbrave de un caballo se ha visto y desarrollado desde hace años como una lucha entre el hombre y el animal hasta obtener su sometimiento.
En la actualidad, la etología nos permite una comprensión y comunicación con el caballo que facilita su adiestramiento y una relación segura y de confianza para el jinete.

Las primeras experiencias del potro son fundamentales para tener en el futuro un caballo sano física y mentalmente, dispuesto a cooperar y ofrecer el máximo rendimiento en su trabajo.
Todo proceso de enseñanza, como es la doma del caballo, tiene diferentes etapas, conocer cuál es el objetivo de cada una nos permitirá progresar con seguridad y lograr una buena base para poder avanzar a trabajos de cualquier nivel.

 

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver preferencias | Más información    Más información
Privacidad