Así como la etología es el estudio científico del comportamiento animal, la etología clínica se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar los problemas de comportamiento en los animales domésticos.
La domesticación del caballo, así como su manejo o la práctica de la equitación pueden traer asociados la aparición de los que nosotros consideramos problemas de comportamiento.
El estrés por unas condiciones de vida inadecuadas, dolor por el uso de ciertos materiales, o una mala enseñanza, suelen ser las principales causas de la aparición de conductas problemáticas en el caballo.
Lejos del “mi caballo no quiere”, toda conducta tiene una causa, y es necesario conocerlas para poder prevenirlas y modificarlas.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver preferencias | Más información    Más información
Privacidad