Porque la gente dice que no funcionan los premios o refuerzos positivos con caballos ?

 

Todavía hay jinetes o profesionales que dicen que los premios con caballos no funcionan. Hace unos años pasaba lo mismo con la educación canina, sin embargo, el uso de refuerzos positivos están ampliamente extendido tanto en la educación canina como en el adiestramiento de multitud de animales exóticos,tanto como para hacer ejercicios de enriquecimiento ambiental como para llevar a cabo los “medical training” o entrenamiento para las visitas y tratamientos veterinarios, (https://www.youtube.com/watch?v=yDGEuihopWs ) que también empiezan a estar de moda en caballos.

El uso de refuerzos positivos en la equitación es un dilema para muchas personas, sin embargo, las personas interesadas en buscar cómo mejorar el bienestar de su caballo y la motivación de su caballo principalmente para los trabajos en pista empiezan a interesarse por su uso.

 

Cuales son las bases del uso de los premios para generar un aprendizaje?

 

Los condicionamientos por refuerzos positivos son un tipo de aprendizaje que nos permite reforzar aquellas conductas que nos gustan, para que tengan más probabilidades de volverse a producir.

Existen dos tipos de técnicas de trabajo mediante los refuerzos positivos, la captura y el moldeado.

La captura se basa en reforzar cualquier comportamiento que nos guste “como si hiciéramos una foto”, de manera que al reforzarlo tengamos más probabilidades de que se repita.

El moldeado, al contrario, va reforzando poco a poco y en pequeños pasos hasta conseguir la conducta completa.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los caballos son animales herbívoros, no están acostumbrados a buscar ni “trabajar” para conseguir comida. Esto en muchos casos supone una frustración para los animales si no se sabe cómo trabajar correctamente con los premios. Es necesaria una fase de adaptación previa que suele ser más larga en ocasiones que en los perros, combinando diferentes ejercicios hasta que entienden el proceso en función del individuo.

 

Pero cuales son las razones o argumentos por los cuales hay personas que no quieren usar refuerzos positivos?

 

  • «Porque los caballos se ponen agresivos y muerden»:

Como hemos comentado antes, el uso de refuerzos positivos en los caballos requiere en muchos casos una fase de adaptación, siendo en algunos dos o tres día y en otros algo mucho más largo, pudiendo ser introducidos de manera muy contralada y solo en algunas ocasiones. Este tipo de comportamientos «agresivos» no suele darse por trabajar con premios sino por un problema de base en la relación con el ser humano donde no se ha trabajado el respeto, porque se ha reforzado involuntariamente este tipo de comportamientos o simplemente porque no sabemos introducir este trabajo con el caballo generándole una elevada ansiedad.

 

  • «Porque se ponen muy nerviosos»:

Esto es muy frecuente en potros  excesivamente confiados en los cuales una de las cosas que hay que empezar a trabajar poco a poco es la frustración sin recurrir al castigo o en caballos adultos a los cuales no se les ha iniciado correctamente el aprendizaje por refuerzos positivos, reforzando fuera de tiempo, de manera aleatoria y sin sentido. Generalmente este es el resultado de un trabajo incorrecto con los refuerzos positivos.

 

  • «Porque solo piensan en la comida»:

Es evidente que si no hay una buena relación con el caballo, un trabajo previo de la frustración u otras motivaciones el objetivo será únicamente obtener la comida de cualquier modo. Es importante por ello realizar combinaciones de ejercicios que permitan aumentar la atención del caballo en otras áreas.

 

  • «Porque montado no se puede usar»:

Montado si se puede usar la comida, pero para ello es necesario crear unas bases pie a tierra para que el caballo entienda su funcionamiento montado. Prueba de ello es el video de uno de los jinetes de la escuela de Saumur, una de las instituciones más importantes de la equitación académica en Francia donde comienzan a introducir este tipo de aprendizaje para aumentar la motivación en caballos. (https://www.youtube.com/watch?v=j-Qhvqv58SY)

 

  • «Porque no quiere o no le interesa la comida»:

Suele pasar en los casos de caballos a los cuales se les presenta un estímulo demasiado elevado o en caballos muy estresados; en estos casos el uso de refuerzos positivos nos sirve como indicativo para trabajar, pues nos permite regular entre otras cosa el ritmo de trabajo, la intensidad de los estímulos o nuestra expresión corporal. Es muy útil para aquellos casos de caballos que “estallan” de repente cuando se les presenta un estímulo para poder llevar a cabo ejercicios de desensibilización y contracondicionamiento, pues el rechazar la comida suele ser un síntoma previo a una conducta de este tipo en muchos caballos en los cuales las expresiones corporales son complicadas de evaluar para algunas personas. Este tipo de trabajo con refuerzos positivos es muy interesante para que el jinete conozca mejor a su caballo y se adapte a su ritmo de aprendizaje.

 

  • “Porque luego solo me quieren por la comida”:

Hay que tener claro que un concepto es el aprendizaje y otro la relación que tengas con tu caballo. Si tu caballo solo se deja coger o acercar cuando tienes comida es que hay un problema de relación, la cual se puede mejorar mediante ejercicios con comida pero no “arreglarse” con los premios. Está claro que el aprendizaje mediante refuerzos positivos puede mejorar en muchos casos la relación con un animal, pero no en todos, y para eso tendrás que ver que es lo que le gusta o no le gusta de ti a tu caballo, que es lo que puede llegar aceptar y lo que no. No se trata de usar los premios para condicionarlo como si tuviera botones para realizar un ejercicio u otro, sino también de crear un vinculo y mejorar la relación con ellos; y para ello es muy importante tu actitud y los objetivos cuando se trabaje con él, adaptándonos en lo posible para llegar al objetivo que nos hallamos puesto de la manera más ética. Del mismo modo que no es necesario en la mayoría de los casos el uso del refuerzo positivo para tener una buena relación con tu caballo. Para mejorar la relación con ellos hay muchas otras cosas que puedes llevar a cabo sin comida también como puede ser por ejemplo los paseos pie a tierra, el contacto, rascados o cepillado si le gusta o simplemente estar con él sin pedirle nada a cambio.

 

¿Porque entonces la gente opina en muchos casos que no funcionan?

 

Es evidente que adaptarse durante la educación al caballo y a su ritmo no es algo cómodo para muchas personas. Te tiene que gustar estar con tu caballo, te tiene que gustar adaptarte a él y ponerte unos objetivos para llegar a ellos al ritmo de los dos.

Pero principalmente este tipo de aprendizajes con refuerzos positivos no se aplican en el manejo del caballo o se aplican incorrectamente porque no se tienen conocimientos sobre las teorías del aprendizaje o no se sabe ni se tiene experiencia de cómo aplicarlos correctamente.

Pero cuales son los beneficios de trabajar con refuerzos positivos en los caballos?

 

  • Aumentar la motivación por ejercicios de equitación que tienen poco interés para el caballo principalmente en la pista
  • Facilitar el juego
  • Mejorar la calidad de la relación
  • Crear un código de comunicación más sutil con el jinete
  • Mejorar los trabajos en libertad
  • Trabajar modificaciones de conducta (miedos, agresividad defensiva, etc. )
  • Trabajar problemas de aprendizaje concretos ( por ejemplo: no dejarse poner la cabezada en el prado, no dar las patas correctamente, moverse cuando te subes, facilitar la entrada en el van, etc).

 

Pero lo más importante no es solo el hecho de que los aprendizajes por refuerzos positivos nos permiten “condicionar ciertas conductas” sino que también nos permiten mejorar nuestra comunicación, afinar nuestro lenguaje corporal y sobre todo , si lo hacemos correctamente, nos dan la posibilidad de crear un código de comunicación bidireccional dando la posibilidad también de tomar decisiones propias al caballo durante su educación mejorando su bienestar y relación con el jinete.

 

Prueba de ello es un estudio que se realizo donde se les enseñaba a los caballos una serie de símbolos para comunicar su preferencia a la hora de ponerse o quitarse la manta en función de la climatología. Mejdell et al. (2016) – Horses can learn to use symbols to communicate their preferences.

¿Cuales son los casos en los cuales creemos que son necesarios o muy recomendados los premios en el trabajo con el caballo?

 

En condiciones estresantes el trabajo mediante refuerzos positivos es mucho más efectivo que el aprendizaje mediante refuerzos negativos exclusivamente, por ello es tan útil en las modificaciones de conducta. (Mathilde Valenchon (2016) – Le stress affecte l’apprentissage instrumental basé sur le renforcement positif ou négatif en interaction avec la personnalité chez le cheval domestique.)

 

  • En problemas de conducta (principalmente miedos)
  • En ejercicios donde el caballo no este motivado
  • En animales apáticos y/o deprimidos sin ninguna motivación por el entorno
  • Para trabajar ejercicios específicos como puede ser la cesión en las presiones sin necesidad de recurrir a materiales dolorosos
  • En animales adultos que ya tienen un carácter formado
  • Etc.

 

¿Y que tipo de refuerzo positivo usar?

Hay varios tipos de refuerzos positivos, el mas común es la comida pero también la facilitación social (=presencia de otro caballo) o las caricias o rascados por ejemplo.

Se ha demostrado en varios estudios que el más efectivo para aumentar las probabilidades de expresión de una conducta es la comida (76% de éxito frente a un 40 % de éxito con el rascado en un estudio.)

 Ellis and Greening (2016) – Positively reinforcing an operant task using tactile stimulation and food – a comparison in horses using clickertraining.

Sankey et al. (2011) – Aliment ou grattage : quelle récompense pour le cheval ?

 

¿Estas interesado en formarte en la educación de potros o modificación de conducta de caballos adultos con refuerzos positivos? Escríbenos y te contamos las posibilidades de formación a info@eduquina.com.

Teresa Gamonal.// Veterinaria Etologa.